Blogia
jugo gris 1.0

Hacete un dibujito.

En los últimos tiempos, en Argentina y en particular en Córdoba, quienes nos dedicamos a la comunicación visual hemos sentido que nuestro ego asciende desde el quinto subsuelo donde se domiciliaba habitualmente. En parte han contribuido la popularidad que gozan las carreras de diseño, el auge de lo visual en nuestra sociedad y, paradójicamente, la crisis.
La crisis que atravesamos, que ha catapultado a una multitud de profesionales de carreras tradicionales detrás del volante de un taxi o del mostrador de un fast food (cuando no a la indigencia), ha generado una especie de tabla rasa por el método violento. En Sleepy Hollow, el que conservaba su cabeza sobre los hombros se transformaba en un tipo alto.

Si antes, cuando te preguntaban a que te dedicabas y respondías “diseño gráfico”, te gratificaban con una expresión de “como se come eso?”, ahora por lo menos recibís el beneficio de la duda. Cuando no un brillo especulativo en los ojos calculando cuanto se puede llegar a ganar. Es que la cancha de Paddle ya no da.

Más allá de la descarnada brutalidad de los comentarios del estilo “vos si que te ganás la vida fácil, agarrá la pala, agarrᔠhay una mentalidad que, sin llegar a estos extremos, es prima hermana. Es el sentimiento, porque no podemos hablar de razonamiento, que los frutos de los “dones divinos” no son trabajo y deben ser disfrutados por todos.
A ver si lo explico mejor. A un músico, peor aún un músico popular, le piden “tocate algo” sin tomar en cuenta que ese es su trabajo. Con aquellos como nosotros, que hacemos “un dibujito” y no nos “cuesta nada”, la actitud es similar.

Otro tema es la avivada, que nunca se descarta. El clásico es la consulta médica en medio de una fiesta. Bienvenidos a la vida real, esto no un chiste en Selecciones del Reader´s Digest.
En otra oportunidad hablaremos de la raza de paracaidistas que tienen instalado el Corel en su PC y por ese sencillo y emotivo acto ya son diseñadores.

Para los que piensan que nos ganamos la “guita fácil” va la crónica, como botón de muestra, del modesto vía crucis de un proyecto de ilustración para Italia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres